Menu
 

Un Llanero, Nacido en Villavicencio, La revelacion del Basketball Norte Americano

Un
Asprilla inmenso

Tiene 18 años, mide 2.05 m y es el colombiano con mayor proyección en el
baloncesto estadounidense.

ES LA GRAN ESPERANZA del baloncesto nacional. Por lo menos eso dicen los
técnicos que lo han tenido en sus aros. Nació hace 18 años en la ciudad de
Villavicencio, Meta, mide 2.05 metros y juega de ala poste. Su nombre es Freddy
Asprilla.

Sus características principales, según su ex entrenador Carlos Aníbal Peralta, son en su orden “la fuerza que desarrolla a la hora de atacar el aro, la presencia física cuando choca en defensa y la habilidad a la hora de moverse en la cancha”. Tal vez por ello las universidades en Estados Unidos ya se lo pelean, aun cuando le falte un semestre para terminar la preparatoria (el bachillerato). La Universidad de Miami, así como Florida State, parecen tener las primeras opciones. Sin embargo, también están detrás del joven llanero las universidades de Arizona, Kansas State y Tennessee.

Asprilla nació para el baloncesto cuando el entrenador cartagenero Tomás Díaz Pérez, (ex director técnico de la Selección Colombia de Mayores que representó al país el pasado torneo Suramericano), lo llevó al seleccionado infantil de Bogotá, quinteto con el que salió campeón nacional. La misma hazaña, y con mismo técnico, la logró en las categorías junior y juvenil, cuando volvió a ‘campeonar’ con Bogotá.

En 2005, a sus 17 años, debutó en el profesionalismo colombiano cuando jugó la copa SaludCoop. Fue allí donde varios empresarios le pusieron el ojo. Uno de ellos, el más cercano a la familia, le prometió ubicarlo en un colegio en Estados Unidos. En enero de 2006 Asprilla llegó a la preparatoria Calusa, en Miami, donde pronto se convirtió en la figura del equipo.

Por cuenta de sus actuaciones y de su estilo agresivo, Asprilla fue seleccionado para participar en el famoso campamento de la NBA en Puerto Rico, donde se eligen a las futuras estrellas de la liga más importante de baloncesto en el mundo.

Su fama creció al punto de que otras preparatorias de Estados Unidos quisieron llevárselo, sin embargo, él decidió cerrar su etapa de bachiller en Calusa. “De Miami no me muevo por que mi madre ya decidió trasladarse a esta ciudad”, le dijo orgulloso Freddy al Miami Herald.

Asprilla, hijo de padres basquetbolistas, ya está señalado como el número 18 entre top centers del baloncesto no profesional, según la página Rivals.com. “Siempre ha sido mi sueño el tener la oportunidad de saber qué se siente ganar un campeonato estatal y espero tener esa oportunidad este año”, afirmó el gigante llanero.

Carol Rumié, comentarista del baloncesto colombiano, explicó para CAMBIO las verdaderas posibilidades de Asprilla en EE.UU: “Con lo poco que le he visto, puedo decir que tiene todo para llegar a la NBA porque, a pesar de su impresionante constitución física, tiene la habilidad y el dominio de la pelota que se necesita para llegar a esa instancia”.

Y lo más importante, tiene todo el deseo, quiere llegar, está exactamente donde debe estar, tiene 18 años y mide 2.05 m, lo cual no es común en este medio criollo.