Menu
 

Tragedia en Arauca. Soldado borracho explotó dos granadas de fragmentación. Un muerto y ocho heridos fue el saldo.

En camilla salió el soldado que desencadenó tragedia.

Arauca. Durante cinco horas el soldado profesional Edilberto Hernández, adscrito a la Décimo Octava Brigada, mantuvo en zozobra a los habitantes del barrio Los Guarataros de la capital araucana, luego que hiciera detonar dos granadas de fragmentación y amenazará con una tercera a las personas que intentaban acercarse.

Sobre la 1:00 p.m., el soldado se entregó a las autoridades, debido en gran parte a la gravedad de sus heridas y a la mediación que hicieron el capellán de la Brigada y una sicóloga del hospital San Vicente de Arauca, que pretendían no solo concretar su entrega, sino liberar a su hijastro Juan David de dos años, al cual mantenía como rehén.

El primero en salir fue el niño, que de inmediato fue revisado por enfermeros y llevado hasta el hospital San Vicente. Luego y en camilla, debido a la gravedad de sus heridas, salió el enajenado soldado. Presentaba heridas en distintas partes del cuerpo y en especial en su pierna derecha.

Versiones oficiales indicaron que el soldado pidió para su entrega, despejar de los alrededores a todas las personas civiles. También señalaron que había perdido gran cantidad de sangre, lo que facilitó el diálogo con las autoridades.

De acuerdo con los testimonios recogidos por el periodismo de Llanera.com, el soldado Hernández llegó en estado de embriaguez sobre las ocho de la mañana a su hogar de residencia y de forma indiscriminada comenzó a golpear brutalmente a toda su familia.

Los vecinos al observar la acalorada discusión, salieron para ver lo que estaba sucediendo y auxiliar a la familia. Uno de los primeros en llegar fue el ex concejal de Arauca, Orlando Iván Carrillo, quien lo tomó de las dos manos, al ver que el soldado pretendía cerrar la puerta de la casa, para seguir con la golpiza.

De inmediato el soldado, que tenía una granada de fragmentación en sus manos la tiró al suelo y segundos después explotó. El saldo fueron cuatro personas heridas, entre ellas a su compañera sentimental Martha Cecilia Cáceres, quien se encuentra embarazada y con la cual llevaba cerca de cuatro años, el ex concejal y dos de sus hijastros José Antonio Grass Cáceres de cinco años, y Dennis Johana Grass Cáceres de ocho, la cual falleció horas después en el hospital San Vicente de Arauca.

Luego de esta estruendosa detonación, más vecinos llegaron al lugar para ayudar a la familia, pero el enfurecido soldado lanzó una segunda granada, con la cual hirió a cinco personas más, entre ellas a un menor de 13 años, que transitaba por la zona de nombre de Javier Alexander Peroza.

De acuerdo con el reporte entregado por funcionarios del hospital San Vicente de Arauca, los heridos que aún permanecen en el centro asistencial son: Tatiana Pinzón de 25 años, Víctor Hugo Botero de 31, Carmen Josefa Estaper de 50 y José Urpiano Peña de 40.

El soldado Hernández hace parte del Grupo Especial de Operaciones Sicológicas (Geoz), dedicado a impartir recreación y diversión a las comunidades más afligidas del departamento de Arauca.

Hablan las autoridades.

El comandante de la Décimo Octava Brigada, coronel Juan Pablo Rodríguez Barragán, dijo desconocer la forma como el soldado obtuvo las granadas, pues explicó que en el área de trabajo, donde prestaba sus funciones no tienen ese tipo de armas.

Lamentó además lo ocurrido y aseguró que es un hecho atípico de un miembro de la institución, el cual se encuentra siendo investigado por la Fiscalía y las autoridades militares.

Por su parte el menor que duró en calidad de rehén por más de cinco horas, fue puesto a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Por: Phillip Moreno Rodríguez