Menu
 

SE ABRE LA TALANQUERA EN EL MUNDIAL DE COLEO

Coleadores
de siete Países disputarán el evento más importante de esta faena llanera que
fue convertida en deporte. Comienzan cinco días de competencias en la manga
Benedicto Cely de Villavicencio. Desde el punto de vista económico y de
disponibilidad de la Manga Benedicto Cely en el Parque Las Malocas, está listo
para comenzar a las 10:30 de la mañana el jueves 13 de octubre el IX Encuentro Mundial de Coleo.

A más tardar el miércoles 12 de octubre se reunirán en esta Capital los 243 participantes de México, Costa Rica, Pánama, Estados Unidos, Cánada, Venezuela y Colombia, que tomarán parte en el Torneo que hará deleite de los amantes de la faena llanera convertida en deporte. Los competidores registrados que supera los de ediciones pasadas fueron divididos en dos grupos para alternarse el uso del escenario. Los que coleen el jueves 13 de octubre volverán a hacerlo el sábado 15 de octubre, y quienes lo hagan el viernes 14, colearán de nuevo el domingo 16. A la final a realizarse el lunes 17 de octubre, avanzarán los 60 deportistas que obtengan los mayores puntajes en sus respectivas actuaciones. Como innovación se determinó que a la disputa del título entrarán clasificados con cero puntos. Es decir, todos en igualdad de condiciones.
Otra de las modificaciones implementadas en esta oportunidad por la organización del evento, es que la inscripción por cada coleador se estableció en 400 mil pesos. Los que lleguen a la final deberán pagar 200 mil pesos más. Catorce venezolanos, cinco mejicanos y dos representantes costarricenses, panameños, estadounidenses y canadienses, conforman la delegación extranjera que participa en el evento al que se ingresará pagando cinco mil pesos por día. En el IX Encuentro Mundial del Coleo, donde se espera la asistencia de cerca de 50 mil espectadores durante los cinco días de programación, en forma simultánea se efectuará un concurso de trabajo de Llano en el que estará en escena la actividad de los Llaneros. Solo falta que se abra la talanquera del encierro y que se escuche en lo alto parlantes, que “hay cacho en la manga”.