Menu
 

Río Guayuriba amenza a 10 veredas de Villavicencio

El río podría desbordarse y trasvasarse al río Negrito, afectando fincas y cultivos.

Los casi 20 mil habitantes de 10 veredas al oriente de Villavicencio recuerdan cómo hace dos décadas la creciente del río Guayuriba se llevó casas, cultivos y todo lo que encontró a su paso durante una temporada invernal, similar a la de esta época.

Hoy, con una amenaza inminente de inundación y avalancha admitida incluso en un concepto técnico de Cormacarena, los finqueros y campesinos de la zona no se resignan a que se cumpla una tragedia anunciada.

Los niveles del Guayuriba han llegado a tal punto que podrían inundar fincas en veredas como El Cocuy y Vegas del Guayuriba, entre otras  y trasvasarse al cauce del río Negrito, con lo cual sería mayor la afectación allí.

A esto se suma que el proceso erosivo ha hecho que se socave el cauce en varios puntos.
“Son unas 15 mil hectáreas de cultivos como arroz y cítricos los que están en riesgo, en los corregimientos 4 y 7 de Villavicencio. Pero además es que en caso de presentarse una inundación o una avalancha los cascos urbanos incluso de veredas como Pachaquiaro y La Balsa se afectarían”, dijo Ana Delia Ramírez, representante del Concejo Cuenca Río Guayuriba.

En algunas áreas el afluente se rebosó y está buscando unirse al río Negrito, formando caños y separando fincas.

Lo que quieren los habitantes es que se hagan las obras ya contratadas, pues se dejó pasar el verano en la zona.

Hay contrato pero sin ejecutarse

Cormacarena admitió que el año pasado se firmó un contrato por 5.385 millones de pesos para controlar la erosión del río Guayuriba, pero “no ha podido darse por las actuales condiciones climáticas, altos niveles y caudales que presenta el río (…) desde el punto de vista técnico, es imposible dar inicio a las obras definitivas”, dijo William Marino, coordinador del Grupo de Suelos de la entidad.

Recomendó a los comités regionales y locales de emergencias “realizar las acciones de protección a las familias y preparar un plan de contingencias incluyendo el establecimiento de una ruta segura de evacuación”.

 

Fuente: Eltiempo.com