Menu
 

Proponen doble calzada a Villavicencio

El ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego Henao, .le pidió mediante carta al gerente de la Concesionaria Vial de los Andes -Coviandes, Alberto Mariño Samper, la posible construcción de la doble calzada entre Bogotá y Villavicencio

Según Gallego, “el crecimiento futuro del sector productivo y el incremento poblacional de la zona, con la evidente necesidad de una conectividad apropiada, conduce a establecer como prioridad el desarrollo de una vía en doble calzada entre Bogotá y Villavicencio, que se sustenta además en aspectos como la Agenda Interna y la Visión Colombia 2019, en un escenario compatible con las condiciones fiscales de la Nación”.

El Ministerio solicitó al Concesionario, y a la mayor brevedad y rigor posibles, la siguiente información:

* Corredor preliminar de expansión en doble calzada, sobre una base esquemática de viaductos, túneles y tramos en pares viales.
* Zonificación de acuerdo con áreas geotécnicas críticas.
* Estimación de dos escenarios con cronogramas de construcción, que involucren tiempos de obra y de concesión requeridos, los cuales relacionen ingresos por Tráfico, Aportes Estatales Diferidos y otros recursos contingentes como aporte.
* Sensibilidad financiera que relacione los aportes con los tiempos de obra.

La propuesta será analizada y presentada este viernes en Consejo de Ministros, al Presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez.

Vías en líos

Para la construcción de la vía actual, fue necesario esperar más de 10 años y que la misma se halla sobre uno de los sectores de mayor inestabilidad geológica del país, por lo que sus costos aumentan significativamente.

El Instituto Geofísico de la Universidad Javeriana y el Instituto Nacional de Vías (Invias), elaboraron un informe que concluyo en noviembre de 2004, sobre la vulnerabilidad económica de la vía Bogotá Villavicencio, en el estudio se establece que el cierre en repetidas ocasiones y los problemas topográficos constituyen los costos muy altos para los constructores y responsables del mantenimiento.

Al mismo tiempo hay que solucionar los conflictos y demandas existentes con firmas de construcción extranjeras por líos generados por obras como el Túnel de Pipiral.

El representante a la Cámara por el Meta, Omar Armando Baquero le solicitó al ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, en septiembre de 2004, la terminación de la vía Bogotá Villavicencio, la cual requeriría inversiones por 143 mil millones de pesos adicionales.

Baquero aseguró en ese entonces que de los 87 kilómetros que tiene la vía, el concesionario le hace mantenimiento a 21 kilómetros “y en cambio sí cobra por mantenimiento en los tres peajes con las tarifas más altas del país”.

De acuerdo con lo señalado por el congresista, el concesionario estaría cobrando por concepto de peajes cerca de 33 mil millones de pesos por año.

Para terminar la autopista es necesario adecuar el túnel del Boquerón, los túneles de llegada a Villavicencio, corregir problemas de inestabilidad en sectores como el de la quebrada la Alejandrina y en el tramo 2 y 3, en el sector de los Picos y en el kilómetro 60 de la vía.