Menu
 

Habitantes del barrio Brisas de Guatiquía preocupados por inseguridad

A una mujer en moto la hicieron caer para robarla. Comunidad pide un CAI móvil.

Cuando las manecillas del reloj se acercaban al mediodía del miércoles 16 de mayo, una mujer fue atacada por tres delincuentes del sector de Brisas del Guatiquía, ante la mirada de un puñado de personas que no hizo nada para ayudarla.

A la víctima, identificada como Claudia Milena Solórzano, no solo la atracaron sino que además la hicieron caer de su motocicleta, lo que le causó fractura en la tibia y el peroné de una de sus piernas, así como herida abierta en el pecho.

Cuando la mujer circulaba en su moto, uno de los tres ladrones intentó arrebatarle el bolso, lo que derivó en que Claudia perdiera la estabilidad del vehículo y chocara.

Enseguida, los tres delincuentes corrieron como depredadores a la caza de la víctima y le robaron sus pertenencias, al tiempo que ella gritaba del dolor en la pierna lastimada y por la moto encima.
El robo ocurrió a pesar de que la Policía Metropolitana ordenó la presencia de uniformados en ese sector. Sin embargo, a la hora del robo no había vigilancia. Una menor que vio el asalto dio aviso a uno de los policías de vigilancia, pero este estaba chateando con el celular. Solo minutos después del atraco llegaron uniformados en motos.

Pobladores del sector que pidieron la reserva del nombre hicieron un llamado para que la Policía instale un CAI móvil. “Lo que pasa es que apenas se mueven los policías ellos atracan”, dijo un hombre.

Al respecto, el coronel José Javier Vivas, comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio, afirmó que el objetivo “es acabar con el problema de raíz, judicializando y capturando a los delincuentes”. Vivas agregó que “el fin es convertir la zona en un área tranquila, que no dependa de la presencia de la Policía”.

El raponazo

La avenida del Llano y la vía a Restrepo son el epicentro de los atracos de los delincuentes de Brisas del Guatiquía.

La mayoría de los ladrones tienen entre 14 y 20 años. Utilizan el raponazo como método para robar, aunque otros se atreven a intimidar a las víctimas con armas blancas.

 

Fuente: El tiempo