Menu
 

EN MEDIO DEL OLVIDO SE CELEBRA ESTE MIÉRCOLES EN LA CAPITAL DEL META EL 'DÍA DE LA VILLAVICENSIDAD'

Pocos promueven el sentido de pertenencia por la ciudad tras siete años de haberse adoptado esta celebración, con el fin de recordar la fecha en la cual Villavicencio tomó oficialmente su nombre.

El Decreto 199 del 2002, mediante el cual la administración municipal adoptó el 21 de octubre como el Día de la Villavicensidad, pasó a ser una iniciativa que hoy apenas es referenciada por unos pocos ‘enamorados’ de la capital del Meta que se resisten a ver cómo para la mayoría es algo indiferente.

El comunicador social y gestor cultural Óscar Pabón Monroy recuerda que en los primeros años la administración municipal y otras entidades le pusieron mucha atención a la celebración, convocando e integrando a las instituciones educativas y a la ciudadanía a diversas actividades culturales, que realzaban el sentimiento y el sentido de pertenencia por Villavicencio, así como las historias de barrios que iban dándole vida a la ciudad.

“La fecha y los postulados por los que se adoptó se han ido olvidando. Eso es culpa de todos, aunque desde las administraciones municipales ha faltado iniciativa y liderazgo para no dejarla morir”, afirmó Pabón Monroy.

En ello coincidió el concejal Hugo Layton, quien además aseguró que el fondo del tema está en la falta de claridad sobre los objetivos para los que se convoca, las acciones concretas que se deben desarrollar y los compromisos que se adquieran para que esa villavicensidad se mantenga.

Pabón Monroy agregó que por no existir acciones permanentes de sensibilización sobre la villavicensidad, el compromiso de los habitantes con la ciudad es muy escaso. “Desde lo material y lo espiritual, la ciudad está abandonada”, sostuvo.

Para Nohora Tovar, directora ejecutiva de Fenalco Meta, “somos muy conformistas y hemos permitido que otras gentes vengan y diluyan nuestro sentido de pertenencia por la ciudad”.

De dónde surgió la iniciativa

La Cámara de Comercio de Villavicencio convocó en el 2002 a un grupo de entes como la Casa de la Cultura municipal, el Centro de Historia de Villavicencio, Cabildo Verde y la Secretaría de Educación local, entre otras, para crear una propuesta con el fin de generar amor y sentido de pertenencia por la ciudad y celebrar la fecha del 21 de octubre, en la cual Villavicencio adoptó oficialmente el nombre en 1850.

Qué opinan en la ciudad

Según Guillermo León Rey Ruiz, presidente Cámara de Comercio de Villavicencio, “el propósito de esa iniciativa fue bueno, pero no se ha logrado convertir en un compromiso real para los villavicenses. Esto debe ser una actitud permanente en la que todos tenemos que asumir un papel”.

Para Jenny Andrea Capote, directora Corporación Cultural de Villavicencio (Corcumvi), “aquí es difícil despertar ese amor por la villavicensidad, porque somos un centro multicultural en el que confluyen personas de todas las regiones del país. Esa villavicensidad es algo que debemos buscar todos”.

Por su parte Hugo César Layton, concejal de Villavicencio, sostuvo que “desde que no haya decisiones y acciones concretas, esa fecha será algo muy etéreo. La villavicensidad debe ser una política pública permanente y repetitiva, y si no es así siempre caerá en el olvido”.

Fuente: www.eltiempo.com