Menu
 

El interés por el Mundial de Fútbol se percibe con furor en Villavicencio (Meta)

Aunque el ambiente notiene la misma intensidad de otros años, por la ausencia de la Selección Colombia.

Ocho años atrás, la venta de camisetas, banderas y sombreros de Colombia exhibidos en los semáforos y en cercanías del estadio Manuel Calle Lombana hacía sentir en la capital del Meta que había llegado el Mundial de Francia.

De las vitrinas comerciales con logos y símbolos del equipo patrio, que invitaban a vivir la fiesta mundialista y a programarse para los partidos, se pasó a un frío ambiente en el que poco se aprecia el colorido de otras épocas.

Sin embargo, el que en las calles poco se note que el Mundial de Alemania prende fuegos no quiere decir que los aficionados al fútbol dejen de disfrutar el evento que esperan durante cuatro años y gozan cada cual a su estilo.

“Con respecto al Mundial pasado, este año subió por lo menos en un 40 por ciento la venta de fichas para los álbumes de las selecciones clasificadas”, dice José Gregorio Velásquez distribuidor en el centro de la ciudad.

El aumento en la demanda de las llamadas ‘monas’ se atribuye a que los hinchas asimilaron la eliminación y a que un grupo de personas llenan álbumes regularmente. “Cuando salieron vendía 300 paquetes diarios, ahora unos 60, pero en este momento por fichas compran más”, asegura.

El entusiasmo por el Mundial en Villavicencio también se mide en la elevada venta de televisores y DVD’s. Un almacén de cadena reportó un incremento entre el 25 y 30 por ciento en la compra de estos aparatos en el último mes.

Las promociones de los hipermercados y las facilidades de pago ofrecidas por estos y otros puntos comerciales ha permitido que muchos aficionados estrenen televisor para ver las jugadas y los goles que se marquen en la justa mundialista que se inicia hoy.

El gusto por el evento más importante del mundo futbolístico hizo que la Corporación Club El Meta adecuara una sala con un televisor grande y unas salas más pequeñas también con televisores para comodidad de sus socios.

Además, se aumentó la cobertura del sistema de televisión por cable y se establecieron descuentos en el consumo de whisky a la hora de los encuentros.

Aunque no con la fiebre de antes, el movimiento comercial que se aprecia comprueba que el Mundial marca diferencia, vaya o no la Selección Colombia.

De locales

La presencia del árbitro Oscar Julián Ruiz Acosta hace que el Mundial de Fútbol de Alemania tenga especial significado para los aficionados metenses.

“Es lo más grande que nos ha sucedido a los llaneros, por eso estamos muy contentos y expectantes”, asegura el periodista deportivo Manuel Castillo Robayo.

Entre tanto, Julián Gutiérrez, señala que es fascinante mirar a un paisano y a un amigo allá, pero “ojalá podamos verlo pitar porque en el Mundial de Corea y Japón no pudimos mirarlo por televisión cuando pitó”.

Para Álvaro Álvarez, será muy bueno porque el que se “diga que es de Villavicencio (Meta) Colombia es algo muy importante”.