Menu
 

El Llano tendrá su propia producción de mandarina

Corpoíca, tras 12 años de trabajo, presenta una nueva opción para los citricultores.

Pese a que en Estados Unidos lleva ya mucho tiempo como la ‘reina de los cítricos’, ahora en el piedemonte llanero se podrá cultivar y disfrutar esta variedad de mandarina para aumentar la productividad y tener fruto a cualquier momento del año.

Se trata de la variedad ‘dancy’, que tras más de una década de trabajo e investigación en cítricos en Corpoíca La Libertad, consiguió este fruto que produce algo más de 50 toneladas por hectárea, mientras que la tradicional mandarina ‘arrayana’ arroja unas 40.

Javier Orduz, investigador y especialista en cítricos de Corpoíca, explicó que esta mandarina es la ideal para competir con las que se están importando, tiene mejor sabor y una excelente adaptación a las condiciones del piedemonte llanero.

“Pensamos ampliar, con esta nueva mandarina, la época de cosecha para introducirla en otros meses del año, es decir trabajar las dos alternas para mantener una oferta permanente”, precisó Orduz.

Según los investigadores se evaluó el comportamiento de 13 variedades e híbridos comerciales de las principales especies de cítricos en las condiciones del piedemonte llanero en el departamento del Meta y una de las más destacadas fue la variedad ‘dancy’.

La procedencia del material es la colección de variedades de cítricos de la Universidad de California estación de Riverside que aceptó colaborar con el proceso investigativo..

Este trabajo de investigación dejó como conclusión que la citricultura colombiana posee un escaso número de variedades cultivadas, lo que ocasiona una excesiva concentración de la cosecha, deficiente presentación y escaso desarrollo de nuevos mercados.

La tradicional mandarina ‘arrayana’ es una variedad local de mucha presencia en los cultivos y su cáscara es verde amarillenta y su cosecha empieza y termina en un mes o mes y medio y después de esa cosecha no vuelve a haber más fruta.

Su cosecha se da en noviembre y diciembre mientras que la ‘dancy’ se puede producir en cualquier época de cosecha.

 

Fuente: El tiempo