Menu
 

Educación y alimentos presionaron los precios al alza

Impulsados por la educación y los alimentos, los precios de los productos de la canasta familiar subieron en septiembre 0,30 por ciento, superior al 0,22 por ciento del mismo mes del año anterior. En lo corrido del año, el IPC llegó a 4,9 por ciento.

Esta cifra es inferior al 5,42 por ciento registrado para la misma fecha de 2003 y en los últimos 12 meses se situó en 5,97 por ciento, lejos del 7,11 por ciento al que llegó en septiembre del año pasado, según lo dio a conocer el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane).
La cifra aún se mantiene dentro del rango de inflación establecido para este año por el Banco de la República como meta inflacionaria: entre 5 y 6 por ciento.
Frente a las dudas sobre si el paro camionero, iniciado hace 20 días, generó efectos en los precios de los productos, especialmente en los agrícolas, el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, las descartó rápidamente.
Para el alto funcionario, las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional para contrarrestar los efectos de la inmovilización por parte de algunos camioneros, han dado resultado.
“Da mucha alegría porque las medidas fueron eficaces. El Dane reportó que el IPC fue de 0,3 por ciento y dijo Ernesto Rojas, director del Dane, que no detectaron incidencia, al menos importante, del paro camionero en los precios al consumidor porque en septiembre del año pasado el aumento fue de 0,22 por ciento, en el 2002 de 0,36 por ciento y en el 2001 de 0,37, es decir que fue la misma tendencia”, agregó Gallego Henao.
Me explicaron -indicó- que habían detectado un leve represamiento de carga en el centro y una leve reducción en el norte de país, pero no encuentran impacto del paro camionero en la inflación.
El informe del Dane señala que el incremento en los precios de los alimentos fue sólo del 0,41 por ciento.

Educación, la que más subió
Según el Dane, en el mes, los grupos que más variaron fueron educación con 0,81 por ciento, alimentos con 0,41 por ciento y transporte con 0,33 por ciento.
En educación sobresalen las alzas en los textos escolares (2,97 por ciento), en alimentos los incrementos en tomate (15,4 por ciento), las naranjas con un alza de 9,5 por ciento, mientras que en transporte, el precio de la gasolina creció 1,12 por ciento.
Sin embargo, los grupos que más contribuyeron a la inflación de septiembre fueron en su orden alimentos, vivienda, transporte y educación, por el mayor peso dentro de la canasta familiar.

Cali, con la inflación más alta
La ciudad con la mayor inflación en el mes fue Cali donde los precios aumentaron 0,78 por ciento y por el contrario en Villavicencio éstos cayeron en 0,16 por ciento.
En Cali, la inflación fue presionada por los alimentos, los gastos en vivienda y transporte y comunicaciones, especialmente, y la caída de los precios en Villavicencio fue explicada por la reducción en los alimentos, gastos varios y vestuario y cultura y esparcimiento.
En Bogotá, la inflación fue de 0,14 por ciento, ciudad en la que fue presionada por los precios del transporte y las comunicaciones, vivienda, alimentos y vestuario. En Medellín, el IPC alcanzó 0,55 por ciento impulsada por los alimentos y transporte y comunicaciones.
Neiva y Manizales complementan el grupo de ciudades con altas inflaciones en el mes, de 0,47 por ciento y 0,41 por ciento, respectivamente.
En un grupo intermedio se ubican los resultados de Pereira, Pasto y Barranquilla, en su orden con 0,30 por ciento, 0,26 por ciento y 0,24 por ciento y con las inflaciones más bajas Bucaramanga, Cartagena, Montería y Cúcuta.
Entre enero y septiembre, Montería encabeza las ciudades con el mayor dinamismo en los precios al acumular una inflación de 7,50 por ciento, seguido por Cartagena con 6,20 por ciento; las dos están fuera de la meta fijada para este año por el Emisor.
En ese mismo período, Cúcuta figura con la menor expansión en los precios con 3,72 por ciento y Bogotá con 4,72 por ciento.
En el último año, terminado en septiembre, Montería conserva el primer lugar como la ciudad en la que más han subido los precios con una variación de 8,28 por ciento.