Menu
 

Critican intromisión politiquera en elecciones para Cámara de Comercio

En debate realizado en Villavicencio, llamaron la atención sobre excesivos gastos en campañas

Críticas a la injerencia de políticos en el proceso de elección de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Villavicencio (CCV), así como al excesivo gasto de dinero en algunas campaña para un cargo que “ni siquiera tiene sueldo”, fueron varios de los cuestionamientos que se hicieron durante el debate con los candidatos a ocupar un cargo en este órgano directivo.
Víctor Umaña dijo que las inscripciones fraudulentas podrían dejar un manto de duda sobre la legitimidad del proceso, pero se mostró confiado en que los comerciantes sepan elegir la mejor propuesta.
Respecto a los amigos políticos que apoyan a candidatos dijo que “cualquiera puede tener un amigo político y todos necesitamos de todos. Pero una cosa es políticos serios y otra la manosería politiquera”.
Fernando Sierra dijo que el rechazo unánime a la politiquería en la CCV es bueno para que la gente decante cuáles son las opciones positivas. Ante las críticas por las vallas que tiene Sierra y su costo, explicó que “el grupo que lo apoya son 46 empresarios y cada uno hizo un aporte” en dinero para la campaña.
Amira Carreño lamentó que lo que debería ser una campaña con los comerciantes, “se convirtió en una campaña política en la que muchos quieren meter sus manos”.
Miguel Avellaneda dijo que los compromisos adquiridos por los aspirantes quedarán grabados para que en el futuro sean los comerciantes los que exijan resultados.
Al debate asistieron también Cindy Beltrán (lista 21); Carlos Escobar (lista 5), César Díaz (lista 10), Bray Martínez (lista 11), Víctor Marín (lista 13), Audón León (lista 14), William Gutiérrez (lista 16), Óscar Villalba (lista 17) y Cindy Beltrán (lista 21).
No fueron: Carlos Lotero, Carlos Morales, Héctor López, Lujer Palma, Dimas Barrero y Vicente Baquero.
Los cuestionamientos a los actuales directivos que aspiran a ser reelectos en la Junta Directiva, pusieron el picante al debate.
Por ejemplo, Miguel Avellaneda cuestionó a Fernando Sierra y a César Díaz por lo que consideró falta de apoyo a los pequeños comerciantes en la polémica de la restricción de venta de licores en tiendas de Villavicencio. Sierra respondió que sí se habían reunido con el alcalde Zuluaga para una intermediación.
A Sierra también le solicitaron que revelara quiénes están presionando al presidente Ejecutivo por las denuncias que él hace sobre fraudes en inscripciones, pero respondió que serán las autoridades las que lo revelen. No se salvaron exdirectivos como William Gutiérrez, al que se le recriminó por el desorden que se produjo en su periodo por los constantes cambios directivos, lo que él rechazó argumentando que sus actuaciones siempre fueron justificadas y conforme a sus funciones.

Fuente: El tiempo